Dominio de los pilotos españoles en la categoría Car Cross disputada este fin de semana en el Maggiora Offroad Arena

Una vez más los pilotos españoles han estado a un gran nivel en la prueba disputada este pasado fin de semana en el Maggiora Offroad Arena en el marco de la última prueba puntuable para el Campeonato de Europa FIA de Autocross, en el que han participado habitualmente a lo largo de esta temporada Javier Bracho y Ares Lahoz en Junior Buggy así como Delfín Lahoz, de forma más esporádica, en Buggy 1.600.

De todas formas, buena parte de la atención en esta carrera estaba focalizada entre los Car Cross, donde a pesar de que esta categoría no es puntuable para el certamen continental, sí suele congregar una excelente participación en esta cita con nada menos que 72 inscritos de los que 11 eran españoles y además con muchas opciones de victoria. No cabe duda que Juan José Moll y su Speed Car Xtrem atraviesan un excelente momento de forma, como así lo han venido demostrando a lo largo de toda la temporada en el Campeonato de España de Autocross, por lo que en el trazado italiano el piloto balear continuaba con su particular idilio de triunfos al ganarlo absolutamente todo, pues tras realizar el mejor crono en la calificación también se imponía en las tres mangas clasificatorias, en su semifinal y en la final ante Óscar Palomo, el piloto más joven de la parrilla, y que finalizaba en una excelente segunda plaza con el Yacarcross mientras Iván Piña terminaba cuarto en la final, completando así un extraordinario balance para los españoles.

No obstante, ya en la calificación el citado Moll (1.º), Palomo (3.º) y Antón Muiños (4.º) marcaban el ritmo en esta manga en la que Iván Ares era octavo y Javier Ramilo décimo, por lo que España colocaba a cinco pilotos entre los diez primeros. Ese dominio continuaba en las clasificatorias con Moll, Palomo y Piña ganando las tres en las que participaban y donde también hubo triunfos de Darío Calviño, que se adjudicaba dos, y Javier Ramilo, que ganaba otra hasta que diversos problemas mecánicos le impedían conseguir una buena clasificación en las otras dos. También las semifinales estuvieron copadas por los españoles, con Moll ganando la primera y Palomo la segunda. Además, la segunda plaza de Calviño le garantizaba salir en la primera fila de la final a la que además se clasificaban Piña (LaBase RX01), y los Semog Bravo Sport de Muiños y Lucena que finalizaban respectivamente cuarto, séptimo y noveno, pues Calviño abandonaba.

En lo que respecta a las categorías que sí puntúan para el Campeonato de Europa FIA de Autocross, Javier Bracho (Alfa Racing) hacía el sexto mejor tiempo en la manga de calificación mientras Ares Lahoz (Speed Car TTX) era décima. Bracho ganaba dos clasificatorias y era quinto en la otra pero Lahoz no tenía tanta suerte, ya que después de ser cuarta en la primera, un sexto y un abandono hipotecaban su presencia en la final donde ya no podría estar y a la que sí se clasificaba Bracho, después de un tercero en su semifinal para concluir la final en la quinta plaza.

Tampoco Delfín Lahoz (Speed Car TTX) pudo estar en la final después de dos cuartos puestos y un séptimo en las clasificatorias de Buggy 1.600 para ser séptimo en su semifinal desde la que conseguían acceder a la manga definitiva los cinco mejores.

Impactos: 391

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *