Raceseven y ‘Cohete’ Suárez avivan la pugna por el título con su contundente victoria en el 55º Rally Princesa de Asturias

Fin de semana para el recuerdo en la filas de la estructura RaceSeven tras conquistar el triunfo absoluto con José Antonio Suárez y Cándido Carrera en el Rally Princesa de Asturias – Ciudad de Oviedo, séptima cita del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto. Había mucho en juego y una lista de inscritos de auténtico lujo en la emblemática cita norteña, sobre todo en lo que se refiere a la lucha por el campeonato para el piloto praviano, ya que necesitaba compensar sus ausencias de principio de temporada y las pruebas en las que la suerte le fue esquiva.

Es por ello que había una motivación especial dentro de la estructura capitaneada por Víctor Pérez para que el Hyundai i20 R5 funcionase a las mil maravillas y así poder pelear con Cohete en todo momento delante de su afición. El objetivo se complió con creces, ya que el piloto asturiano supo cimentar una buena renta de 19 segundos sobre Ares tras la primera etapa, en la que acertó con la monta de neumáticos y donde varios de sus rivales más importantes quedaban fuera de juego. Ya el sábado, la supremacía del piloto de la firma coreana fue clara, llevándose el Tramo Plus de Siero y apuntalando el triunfo con autoridad (32 segundos sobre Ares). Haciendo gala de un margen de un buen compromiso entre seguridad y velocidad, Súarez se coronó tras los 12 tramos cronometrados y más de 170 kilómetros disputados.

Peugeot Rally Cup Ibérica

En total fueron 7 las unidades asistidas por RaceSeven en esta prueba, con especial peso dentro de la Peugeot Rally Cup Ibérica. La dupla formada por Diogo Gago y Miguel Ramalho conseguía una trabajadísima segunda plaza final. Y es que la competida monomarca de la firma del león nos ofreció un rally de infarto, con Diogo liderando por momentos la carrera tras una lucha fratricida con Jan Solans. Finalmente, el catalán ganaba la partida por nueve segundos, siendo Gago el primer piloto portugués clasificado y uno de los grandes revulsivos de la carrera.

Mención especial merecen Fredy Tamés y Ramón Suárez, ya que aprovechaban la no puntuabilidad de la Copa Suzuki en el Princesa para disfrutar de una bonita experiencia dentro de la Peugeot Rally Cup Ibérica. En su primera participación con un Peugeot 208 R2, el llanisco demostró estar entre los mejores de esta disputada copa, llevándose finalmente una cuarta plaza con sabor a podio, pues se vio perjudicado por una decisión de los comisarios tras el accidente sufrido por Monarri en el último tramo.

Por otro lado, Roberto Blach Jr. y José Murado completaban la prueba en sexto lugar dentro de la monomarca de la firma francesa, un resultado muy meritorio si tenemos en cuenta que el piloto arteixan llegaba con dudas en cuanto a su estado físico tras el accidente de tráfico que sufrió. Con gran valentía sumaba unos valiosos puntos que le sirven para seguir como líder a falta de dos carreras.

Además, los grancanarios Iván Medina y Ariday Bonilla concluyeron satisfechos al sumar aún más experiencia sobre asfalto en este complicado rally, en el que concluyeron décimos dentro de la lucha de los Peugeot. Por último, Paulo Moreira y Marco Macedo también llegaban hasta el final, supliendo tramo a tramo la falta de ritmo y sin rendirse ante las eventualidades de la carrera para firmar una trabajada 12ª posición con otro de los Peugeot 208 R2 en liza.

La cruz de la moneda vino en el Princesa para Marquito Bulacia y Fabian Cretu, quienes descubrieron el asfalto español a bordo del Skoda Fabia R5. Partían con muchísima ilusión y con un buen rodaje tras los test realizados con el equipo, pero un toque en un traicionero interior truncó su carrera en la jornada del viernes. Aún así, no tiraron la toalla y siguieron sacando conclusiones en la modalidad de super rallye.

Impactos: 220

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *