El Team Olimar cede ante los elementos en el Rally de San Froilán.

“Yo envié a mis naves a luchar contra los hombres, no contra los elementos” es una frase atribuída a Felipe II después de que la llamada Armada Invencible tuviera que retirarse de Inglaterra a la que pretendía invadir  con el Duque de Medina Sidonia al mando de una espectacular empresa de 130 barcos. El plan no era descabellado, pero para cuando la Felicísima y Gran Armada alcanzó el Golfo de Vizcaya, las fuertes tormentas habían hundido varios barcos y separado de la flota a unos 40. 

Este pasado viernes la presalida ya avisaba a el Team Olimar de que la lluvia y el frío serían los elementos con los que el binomio Pérez-Gándara tendrían que luchar en el Rally de San Froilán. Para la sesión matinal del sábado había llovido lo suficiente como para sembrar sobre el terreno ese pastoso barrillo ideal para los 4×4 y donde el piloto de Salceda trató de minimizar daños hasta la llegada de la tarde.

La sesión vespertina se tornó aún más caótica por las condiciones climatológicas donde incluso el conjunto de Salceda tuvo que enfrentarse a la lluvia intermitente mientras algunos rivales pasaban por el crono sin el liquido elemento. Por si lo anterior no fuera suficiente, el Clio R3, por medidas de neumáticos, no tiene a su disposición gomas de lluvia extrema, mientras que los 4×4 sí, realidad ilógica para un campeonato empeñado en juntar a los tracción total con los delantera. Así las cosas y a sabiendas de que las quejas y promesas de unos y otros caen en saco roto para la FGA, en el último bucle los de Entienza tuvieron que enfrentarse con ruedas talladas por ellos mismos a la nieve, a las bajísimas temperaturas, al cristal empañado y todo un conjunto de elementos que no les permitiría avanzar más en la clasificación, siendo superados incluso por César Gonzalves y su Mitsubishi EVO IX, terminando Pérez-Gándara sextos de la general y cuartos de la Top-Ten Pirelli, por lo que el Campeonato se complica a falta de una única prueba, el Comarca da Ulloa, que tendrá que ser el encargado de sentenciar todo un año en el que la desigualdad ha sido testigo para todos los presentes.

No obstante, Jorge Pérez y Juan Gándara acabaron sextos de la general siendo los primeros de dos ruedas motrices y cuajando un excepcional rally a pesar de las dificultades. 

Para cuando en agosto de 1588 La Armada Invencible regresó a costas españolas había perdido a una tercera parte de la flota, una gran mayoría naufragada por las tormentas, pero la guerra se alargó 16 años más hasta el Tratado de Londres en 1604 favorable a España. El Team Olimar deberá agotar ahora todas sus posibilidades en el Rally Comarca da Ulloa dentro de quince días, donde, independientemente de su resultado, ya habrá hecho historia tras una fantástica temporada.

Nos vemos en quince días!!!

Impactos: 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *