Cristina Gutiérrez resiste al Dakar más extremo de Sudamérica

“Me siento muy orgullosa de sobrevivir a una carrera tan dura y exigente como esta”.
La piloto burgalesa ha superado la quinta etapa en 50º lugar absoluto y primero de la categoría T1.S, a los mandos de su Mitsubishi Montero de DKR Raid Service.

Cristina Gutiérrez continúa adelante en el Dakar 2018 que, según los propios participantes, pasará a la historia como el más duro desde que se disputa en Sudamérica. Este miércoles, la burgalesa ha vuelto a salir victoriosa de otra jornada épica, en la que ha completado casi mil kilómetros al volante de su Mitsubishi Montero preparado por ARC-Miracar dentro de la estructura de DKR Raid Service.

La única piloto española en coches del Dakar 2018 afrontaba la quinta etapa con el enorme hándicap de haber pasado casi 12 horas conduciendo el día anterior, llegar de noche al campamento y dormir unas escasísimas tres horas. A pesar de todo, Cristina Gutiérrez tomaba la salida con la moral intacta y una gran sonrisa en la cara. “Me siento muy orgullosa de ‘sobrevivir’ a una carrera tan dura como esta”, comentaba.

No hay para menos, porque esta primera semana de Dakar 2018 está resultando infernal y ya se ha cobrado decenas de abandonos. Hoy, la carrera ha transcurrido entre San Juan de Marcona y Arequipa (Perú), con más de 900 kilómetros a recorrer, de los cuales 268 han sido de especial, repartidos en dos sectores.

“La primera parte ha sido complicadísima, con unas dunas horribles. Al principio hemos tenido un pequeño problemilla técnico. Me he descentrado y en una duna nos hemos dado un golpe frontal, aunque por suerte no hemos dañado el radiador y hemos podido seguir”, explicaba Cristina.

“A partir de ese sustillo nos lo hemos tomado súper con calma y con el único objetivo de acabar, porque si para los de cabeza estas dunas son difíciles de pasar, imagínate para un coche como el mío, prácticamente de serie. Incluso a la menor duda, mi copiloto Gabi Moiset se bajaba y andaba sobre el terreno para escoger el mejor paso. Hemos preferido ir lentos, pero seguros”, desvelaba Cristina Gutiérrez.

En el segundo y definitivo, la burgalesa ha mantenido un ritmo constante, lo que ha permitido llegar a una hora prudencial a la línea de meta, tras 9h 05:56 de carrera. “En el tramo final me he encontrado más cómoda, al haber más zonas de pista, como a mí me gusta. El Mitsubishi Montero va perfecto y hoy ha vuelto a portarse espectacular”, destacaba tras completar otra peligrosa etapa en 50º lugar absoluto y primera de T1.S, categoría reservada a los vehículos derivados de serie. En la general provisional, figura 45ª y 2ª, respectivamente.

Mañana, los participantes abandonarán Perú para dirigirse a Bolivia, donde las dunas cederán el protagonismo a la altura, en una sexta etapa con más de 700 kilómetros. La joven odontóloga, que cuenta con el apoyo del Grupo Antolín, sólo piensa en “llegar a La Paz para disfrutar del día de descanso y comenzar a plantearnos nuevos objetivos y estrategias a seguir”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *