Previo Subida a Chantada

El Campeonato de España de Montaña Sportech 2018 retorna a Galicia para disputar la penúltima prueba de la temporada.

Este fin de semana, días 17, 18 y 19 de agosto, se celebra en la subida a Chantada la sexta prueba puntuable para el Campeonato de España de Montaña Sportech del 2018. La competición lucense supone además el retorno del certamen nacional de montaña a Galicia nueve años después de su última visita a una de las zonas con más afición al deporte del motor de la península ibérica.

Un regreso muy esperado que contará con una participación de lujo ya que son más de setenta los inscritos en la prueba, de los que una veintena pilotarán prototipos de las categorías 1 y 2 (barquetas y CMs) y el resto competirán con vehículos carrozados. Además, entre todos ellos no faltarán ninguno de los aspirantes al título en el CEM Sportech. Las tres categorías del certamen están todavía en juego y, dependiendo de los resultados que se den en Chantada, podrían quedar virtualmente decididas en la subida gallega o llegar a la cita final del campeonato, en Totana, sin conocerse todavía el nombre de sus ganadores.

En la categoría 1, el duelo por el título es un mano a mano entre el actual líder en puntos totales, Joseba Iraola, y el piloto que mejor registro tiene en puntos netros, Javi Villa. Para ser campeón, el asturiano está obligado a sumar dos resultados más en las dos pruebas que quedan, y si estos son un primero y un segundo se llevaría el título independientemente de las posiciones que ocupe su rival. El vasco, por su parte, dejaría sentenciado el campeonato a su favor en Chantada si consigue la victoria y su oponente no termina en la segunda posición.

En la categoría 2, el piloto navarro Garikoitz Flores es quien más opciones tiene de alcanzar el triunfo final sin esperar a la conclusión de la temporada, ya que se aseguraría matemáticamente la primera posición en el campeonato si termina entre los cuatro primeros de los CM-Promoción en Chantada.

Por lo que respecta a la categoría 3, un triunfo de Gerard De la Casa pondría al piloto andorrano fuera del alcance de su rival por el campeonato, José Antonio Aznar. El almeriense está, por tanto, poco menos que obligado a vencer en la subida gallega, y necesita además que entre su Ginetta y el Subaru Imprezza de su rival se intercale algún otro competidor, bien sea en Chantada o en La Santa, ya que, de no ganar en Galicia, a Gerard le sería suficiente con un segundo puesto y un tercero en las dos citas finales del año para alzarse con el título.

Estos duelos por los títulos del CEM Sportech, y la presencia de varios pilotos que no han seguido este año el certamen al completo pero acuden a Chantada con fundadas opciones de luchar por los puestos de cabeza en las diferentes categorías, añaden alicientes extra a la edición número 45 de la prueba lucense. Una competición que es todo un clásico en la montaña gallega y nacional, con un recorrido tan espectacular como atípico, ya que en sus algo más de cuatro kilómetros de recorrido presenta dos tipos de trazado totalmente diferentes. La primera parte de la subida, con salida en un puente de piedra sobre el río Miño, asciende a base de curvas cerradas por una virada carretera que discurre entre viñedos hasta alcanzar su punto más popular, la curva de los cipreses, donde se inicia una segunda sección caracterizada por su anchura y su gran rapidez.

Todo ello en un entorno de gran belleza, en plena Ribeira Sacra, y con un pronóstico meteorológico que anuncia un fin de semana plenamente veraniego, con sol y altas temperaturas, supone un escenario ideal para disfrutar del espectáculo del automovilismo de montaña con motivo de la penúltima cita del Campeonato de España de Montaña Sportech del 2018.

Impactos: 357

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *