Cristina Gutiérrez aprieta en una jornada positiva y comienza la remontada

Cristina Gutiérrez y Pablo Huete completaron la octava etapa del Rally Dakar con su Mitsubishi Eclipse Cross ya en plena forma después de los problemas de la jornada de ayer.

Una vez pudo contar de nuevo con su montura al cien por cien, la piloto burgalesa iniciaba el día determinada a subir algún puesto en la general, siempre con el foco puesto en el objetivo de terminar la carrera. La jornada de hoy tenía en su menú muchísima arena y además muchas zonas de arena blanda con dunas, donde no era nada difícil quedarse atascado.

No fue el caso de Cristina Gutiérrez, que completó una especial de menos a más y logró terminar en la 40ª posición de la general de la etapa, 6ª entre los 4×4 diesel mejorados, lo que supone avanzar dos puestos con respecto a la jornada de ayer y situarse en la 45ª posición de la general absoluta y 7ª entre los vehículos de su clase.

Planteada como un bucle en torno a Wadi Al-Dawasir, el punto más al sur del itinerario de este año, la octava especial servía para retomar el tránsito por pasos montañosos, sobre todo al inicio del recorrido. Mucha variedad de nuevo en esta jornada y, tras discurrir por un enorme páramo arenoso, donde los pilotos podían rodar cerca de 50 km con el acelerador a fondo, la especial concluía con una nueva sucesión de dunas.

Cristina Gutiérrez: «En esta especial de la octava etapa, la protagonista ha sido la arena, había muchas dunas. Se trataba de una arena bastante blanda, con lo que era muy fácil cometer errores. Al principio me ha costado un poco coger el ritmo, pero intentábamos ver que todo estaba en orden, después de los problemas que tuvimos ayer. El objetivo era salir a luchar por intentar ir remontando y ganando alguna posición. Estamos todos un poco tocados de ánimo, como es lógico: el vivac sigue de duelo. Vamos a ver si poco a poco se va retomando la normalidad; nosotros intentaremos seguir remontando y avanzando en una carrera que va teniendo cada vez más abandonos. Está claro que en el Dakar siempre pasan cosas y no hay dos días iguales».

La expedición partirá rumbo noreste en la jornada de mañana para rodar en dirección a Haradh, donde concluirá la novena etapa de la carrera. Será otra larga jornada al volante, con 891 km en total y una especial de 415 km.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *