Jan Solans – Mauro Barreiro marcan su primer scratch y estrenan el casillero de puntos del Rallye Team Spain en WRC3.

El debut del Rallye Team Spain en Turquía, una de las citas más exigentes y selectivas de todo el Mundial, ha vuelto a aportar una amplísima experiencia al piloto catalán, que, si bien ha tenido que superar numerosos avatares en el transcurso de la carrera, ha constatado una notable evolución al volante del Ford Fiesta R5 MkII, anotándose su primer triunfo parcial entre los competidores de WRC3, y comenzando a rodar ya en los puestos de referencia de la categoría a la que se incorporó hace dos semanas con M-Sport Polonia.

Después de firmar el viernes por la mañana el segundo mejor registro al término de la sesión de pruebas, Jan Solans y Mauro Barreiro sufrieron un problema eléctrico por la tarde que les impidió comenzar la prueba al cien por cien. Hasta que los mecánicos solucionaron la avería y, a la mañana siguiente, se marcaron una espectacular remontada, escalando hasta la tercera plaza de una tacada.

Dos pinchazos durante el segundo bucle, y uno lento después, volvieron a retrasar en la clasificación al dueto español, que se ha desquitado de nuevo esta mañana a lo grande: marcando un contundente scratch, por casi medio minuto de ventaja sobre el segundo clasificado, en la primera pasada al tramo más largo del recorrido (38.15 kilómetros). El mismo enclave donde, al poco de comenzar la última sección, los campeones del Junior WRC se han visto afectados por un fallo en la dirección asistida que los ha relegado a la sexta posición final.

Un resultado por el que el Rallye Team Spain se asegura sus primeros puntos dentro de la categoría WRC3, después de un fin de semana que ha puesto a prueba la resistencia física y mental de Jan Solans y Mauro Barreiro, en el que han empezado ya a demostrar su velocidad al volante del Ford Fiesta R5 MkII con el que el programa de promoción de jóvenes talentos de la RFEDA (Real Federación Española de Automovilismo) prosigue su andadura mundialista esta temporada.

Jan Solans: «Turquía ha sido un rallye duro, con muchos problemas para nosotros a nivel eléctrico, de pinchazos, con la dirección asistida… El resultado no colma del todo nuestras expectativas, pero, aún así, estoy contento al mismo tiempo, porque vamos incrementando nuestro ritmo con el Ford Fiesta R5 MkII y me gustaría seguir así en los próximos rallyes».

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad