Ostberg – Eriksen y Camilli – Buresi vencen en WRC2 Y WRC3 respectivamente

Los de Citroën comienzan la temporada 2020 de la mejor manera posible al conseguir la victoria en Montecarlo.

La estrella noruega peleó con numerosos desafíos, incluyendo un pinchazo el viernes por la mañana y problemas con la puesta a punto del coche el sábado, para llegar a la meta de Mónaco con una ventaja de 3min31,4seg. sobre su rival más cercano.

Celebrando un resultado excelente, incluso aprovechó la oportunidad de realizar un «donuts» con su Citroën C3 delante de los espectadores en el Wolf Power Stage, el tramo final del rallye.

«Hemos venido aquí para ganar y creo que hemos demostrado que tenemos el ritmo, fuimos más rápidos que nadie. Ganamos nuestra categoría, lideramos el campeonato y estamos contentos», dijo un encantado Østberg.

Ole Christian Veiby fue el rival más cercano de Østberg durante gran parte del rallye y de hecho lideró brevemente el viernes antes de sufrir un pinchazo. Sin embargo, su rallye llegó a un abrupto final durante el tramo de La Cabanette – Col de Braus del domingo, cuando se estrelló su Hyundai i20. Con una rueda fuera y el coche bloqueando la carretera, Veiby no fue más lejos y los organizadores cancelaron el tramo para los equipos restantes.

Tras la salida de Veiby, el francés Adrien Fourmaux heredó el segundo puesto. Aunque un pinchazo del jueves por la noche le costó un mejor resultado global, consiguió siete impresionantes victorias de tramo con su Ford Fiesta.

Aparte de los problemas mecánicos durante el TC10 del sábado, Nikolay Gryazin disfrutó de una carrera libre de problemas en su debut con el equipo Hyundai. El joven ruso, rara vez se equivocó durante todo el fin de semana y se vio recompensado con el tercer puesto.

El piloto de M-Sport Ford, Rhys Yates, tuvo un rallye lleno de acontecimientos mientras intentaba adaptarse a las condiciones del Monte. Se recuperó de una salida a una zanja el sábado por la mañana para terminar cuarto con su Fiesta.

EL WRC 3 fue un tema muy francés. Eric Camilli mantuvo el liderato desde el viernes para terminar con una ventaja de 1min21.sec sobre Nicolas Ciamin, que pilotaba un Citroën C3 similar. Además de ser el piloto de R5 mejor clasificado, Camilli consiguió una impresionante novena posición en la general.

«Estoy muy contento, hemos sido el coche más rápido de los R5, lo cual es increíble», dijo el vencedor del WRC 3. «Gracias a Citroën y también a mi copiloto. Ha sido su primer Monte y ha hecho un gran trabajo».

Yoann Bonato fue tercero con otro Citroën, seguido por el campeón francés de asfalto, Yohan Rossel, 34.2seg. más atrás.

Grégoire Munster ha sido el único piloto entre los cinco primeros que no ha pilotado un Citroën. Un pilotaje consistente durante todo el fin de semana hizo que el joven de 21 años se adjudicara el quinto lugar con su Koda Fabia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad