El KH-7 Epsilon Team, líder de Producción y 6×6 en el Dakar

Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Domènech encabezan la carrera más dura del mundo en las dos categorías en que compiten.
El MAN 6×6 termina la especial en la 31ª posición después de un pequeño golpe, y mantiene un excelente 23º puesto en la general.
“Hemos tenido que echar el resto, hemos terminado cansados, pero somos un equipo y hemos avanzado muy unidos y concentrados”.

El impecable libro de ruta del KH-7 Epsilon Team en la primera edición del Dakar en Arabia Saudí se ha mantenido en la tercera etapa de la prueba. La tripulación formada por Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Domènech ha terminado la especial de 414 kilómetros, un bucle alrededor de Neom, en la 31ª posición, tras casi siete horas en ruta, resultado con el que mantienen un excelente 23º puesto en la general, ya con 18 horas y media acumuladas de carrera. Más importante todavía es que lideran las categorías de 6×6 y Producción, una prestación para enmarcar en un Dakar que está resultando muy selectivo.

Esta tercera etapa ha puesto a prueba las dotes, la experiencia y el compañerismo en la cabina del MAN 6×6. “Hemos tenido que echar el resto, hemos terminado cansados, pero somos un equipo y hemos avanzado muy unidos y concentrados”, señala el piloto Jordi Juvanteny.

“Nos habían dicho que sería una etapa muy exigente y nos hemos tenido que esforzar. Estamos contentos de haber terminado, porque da la impresión de que nos esperan jornadas muy largas en las que sería vital conservar la máquina en buen estado”, añade Xavi Domènech, el miembro más bisoño, pero no por ello menos entusiasta, de la formación.

Después de los 300 primeros kilómetros, sobre un terreno muy bonito, en el que se han encontrado cómodos corriendo rápido, la última parte de la especial, con piedras e incluso alguna duna, se ha revelado más dura para los de KH-7, que han sufrido un pequeño incidente. “En una bajada pronunciada sobre arena, el camión ha patinado de costado y hemos golpeado lateralmente con una piedra, cuando faltaban unos 100 kilómetros para terminar”, explica Juvanteny. “Eso nos ha hecho ir muy atentos en los últimos kilómetros, pero mañana el camión volverá a estar en perfecto orden de marcha para la cuarta etapa”, añade.

Además de la dureza del terreno, Domènech apunta que la etapa ha sido “muy difícil de navegación, con muchas pistas cruzadas, y también difícil técnicamente para los vehículos, debido a las piedras y los desniveles”“Hay que sacar la casta cuando merece la pena y se nos exige, como hoy. En algunos tramos, la etapa nos ha recordado, a Jordi y a mí, el desierto de Libia. Parecía un mar de arena flanqueado por piedras enormes, que hemos bautizado como los ‘Colosos de Neom’”, relata el experimentado copiloto jienense José Luis Criado, compañero de aventuras de Juvanteny en 25 ediciones ya de la carrera más dura del mundo.

Este miércoles, la cuarta etapa llevará al KH-7 Epsilon Team desde Neom hasta Al Ula, en un etapa de 672 kilómetros, incluida una especial de 453, la más larga del Dakar hasta el momento. Juvanteny, Criado y Domènech la afrontarán “animados y con ganas”, buscando consolidar su privilegiada posición, tanto en 6×6 como en Producción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad