El KH-7 Epsilon Team supera con nota el exigente comienzo del Dakar

Jordi Juvanteny, José Luis Criado y Xavi Domènech se clasifican en una excelente 24ª posición absoluta en la primera etapa en Arabia Saudí, sobre un terreno de lo más selectivo.
La tripulación del MAN 6×6 del KH-7 Epsilon Team completa la dura especial de 319 kilómetros con buen ritmo, modulando la velocidad sobre las pistas más rotas.
“Un territorio nuevo siempre produce cierto vértigo, pero hemos resuelto el desafío con solvencia”, valora el copiloto José Luis Criado, que cumple su 30º Dakar.

El KH-7 Epsilon Team ha completado con nota la primera especial del Dakar en Arabia Saudí, una exigente etapa de 752 kilómetros, entre Jeddah y Al Wajh, de lo cuales 319 correspondían a la especial cronometrada. El piloto Jordi Juvanteny y sus copilotos José Luis Criado y Xavi Domènech han registrado un tiempo de 5 horas, 32 minutos y 51 segundos, resultado que aúpa al veterano MAN 6×6 hasta la 24ª posición absoluta. “Ha ido todo muy bien y estamos muy satisfechos”, ha sido el balance unánime de la formación.

La satisfacción de los de KH-7 ha sido aún mayor por la dureza que han constatado en el estreno del Dakar en Oriente Medio. La especial ha ofrecido una gran variedad de paisajes y terrenos, con arena, pistas, dunas y muchas piedras, que han dificultado bastante la conducción y han supuesto un castigo constante para la mecánica. “Ha sido un comienzo de los más exigentes que recuerdo. Normalmente, el primer día suele ser de transición, pero hoy hemos visto que tocará sufrir. Si todas las especiales son como ésta, será un Dakar de supervivencia, en el que ir completando etapas nos llevará hacia delante”, resume el experimentado Juvanteny, que disputa su 28º Dakar.

Su fiel compañero José Luis Criado, que este año cumple 30 Dakares disputados –25 junto a Juvanteny–, concuerda con la opinión del piloto. “Para acabar este Dakar, hará falta tomárselo con calma, puesto que ya hemos visto a bastantes vehículos con problemas”, afirma. La etapa ha resultado “complicada” de navegación, pero el KH-7 Epsilon Team ha sabido mantener el ritmo en un escenario novedoso para todos. “Un territorio nuevo siempre produce cierto vértigo, pero hemos resuelto el desafío con solvencia”, insiste Criado.

Jugando constantemente con las presiones de los neumáticos y modulando la velocidad sobre las pistas más rotas, el veterano MAN 6×6 ha avanzado como un gigante, sorprendiendo una vez más a Xavi Domènech, el tercer tripulante en la cabina y todavía un novato, puesto que éste es su segundo Dakar junto a Juvanteny y Criado. “Cuanto más difícil se plantea la situación, más se crecen mis dos compañeros; es un placer correr junto a ellos y tengo confianza plena en sus capacidades”, asegura.

Este lunes tendrán una nueva oportunidad para hacer bueno el dicho de que ‘la veteranía es un grado’. Por primera vez en la historia del Dakar, los participantes recibirán el roadbook por la mañana, apenas unos minutos antes de tomar la salida de la segunda etapa, entre Al Wajh y Neom, de 401 kilómetros, casi todos cronometrados. “Nosotros estamos acostumbrados a ir siempre sin ningún tipo de ayuda, de manera que nos parece muy bien que entreguen el roadbook justo antes de la salida”, opina Criado, imbuido de ese espíritu clásico del Dakar que la carrera más dura del mundo pretende reencontrar en Arabia Saudí.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad