Francesc Ester cumple el sueño de finalizar su primer Dakar como piloto

El catalán ha completado la duodécima etapa de la prueba saudí y consigue llegar a la meta en su debut con un camión de asistencia rápida.
El piloto del Team Boucou ha superado todos los desafíos que el rally más duro del mundo le ha ido presentando a lo largo de la carrera, y se ha convertido en un ‘ángel de la guarda’ para muchos de los competidores.
“Estoy súper contento porque correr un Dakar era uno de mis sueños y poder estar aquí, con todos estos grandes campeones, es un orgullo”.

La aventura se terminó. Francesc Ester y sus compañeros de equipo han logrado completar sin problemas la duodécima y última etapa del Rally Dakar 2020. Al volante de su camión, el piloto barcelonés ha disfrutado de un último día menos exigente que los precedentes, con sólo 167 km contra el crono antes de llegar a la ciudad de Qiddiya.

En su primera experiencia como piloto de camiones, Ester ha ido de menos a más durante el raid, conociendo el terreno y superando los retos que, etapa tras etapa, se le presentaban. “¡Por fin en la meta! Hoy ha sido más sencillo, aunque no nos hemos librado de tener que parar a dar asistencia a algún equipo. Ésa ha sido nuestra tónica durante toda la carrera: ayudar a todos los que lo necesitaban. Después de doce días de carrera, es bonito llegar al final con el camión en perfectas condiciones”, comentaba en el podio definitivo del rally, muy feliz.

El Dakar 2020 pasará a la historia por su dureza y, sobre todo, por volver a los orígenes de la prueba, recordando esta edición a los años que se disputaba en África. “Creo que ha sido un Dakar muy exigente. El nivel de dureza ha sido alto, aunque nuestro planteamiento de ir etapa a etapa nos ha ayudado a poder terminar. Estoy súper contento, porque correr un Dakar era uno de mis sueños y poder estar aquí, con todos estos grandes campeones, es un orgullo”, reconocía, emocionado, el piloto del Team Boucou.

Como todo buen Dakar, la carrera de Ester al volante del Iveco nº537 no ha sido sencilla. En la tercera etapa sufrió un vuelco que le hizo perder mucho tiempo y, desde entonces, su nivel fue mejorando día tras día, lo que le hizo convertirse en uno de esos ‘héroes anónimos’ tan importantes en esta prueba. Su asistencia ha salvado a muchos equipos y ayudado a continuar adelante a pilotos de la talla de Joan ‘Nani’ Roma, Isidre Esteve, Nasser Al-Attiyah o Fernando Alonso, entre otros.

Poder compartir carrera con estas leyendas del Dakar ha sido una experiencia increíble”, añadía Ester en la meta de Qiddiya. “Estoy muy orgulloso del trabajo realizado y de todo mi equipo, ya que sin ellos hubiera sido imposible llegar hasta aquí. Hemos sabido disfrutar y sufrir a partes iguales. El Dakar no perdona, y sin ese afán de superación no podríamos haberlo completado. Sin duda, ha sido una aventura que la recordaré toda mi vida; me quedo con lo mejor de esta carrera, su esencia”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad