Francesc Ester disfruta de su etapa más solidaria en el Dakar

El barcelonés completa la cuarta jornada del raid más duro del mundo después de dar asistencia a Nani Roma, lo que ha permitido al piloto español llegar a la meta.
Después del vuelco de ayer, Ester y sus compañeros se han recuperado de la mejor manera, completando la especial y ayudando a muchos competidores que se habían quedado varados en los bancos de arena.
“La etapa ha sido durísima. Tras el susto de ayer, hemos rodado con normalidad. Los kilómetros empiezan a notarse y cada vez hay más vehículos con problemas en pista. Por fortuna, hemos podido ayudarles para seguir adelante”.

La cuarta etapa del raid más duro del mundo ha servido para que Francesc Ester haya disfrutado, en su máxima esencia, del auténtico espíritu dakariano. El piloto barcelonés ha sido de gran ayuda para muchos participantes que han sufrido problemas en esta dura y exigente jornada.

Entre todos los equipos a los que el catalán ha echado una mano, destaca el formado por Nani Roma y Dani Oliveras, que han podido continuar en carrera y completar la etapa gracias a las ruedas de repuesto que les ha cedido el piloto del Team Boucou. Lejos de los grandes nombres de la prueba, hoy ha sido una auténtica jornada de solidaridad para Ester y sus compañeros de cabina.

“La etapa ha sido durísima. Tras el susto de ayer, hemos rodado con normalidad. Los kilómetros empiezan a notarse y cada vez hay más vehículos con problemas en pista. Por fortuna, hemos podido ayudarles para seguir adelante”, comentaba Ester al completar el sector cronometrado de la cuarta etapa.

En la parte final de la jornada, el piloto del Iveco nº537 ha sufrido un reventón de un neumático, el segundo en este Dakar tras el padecido en la primera etapa. “Después de ayudar a Nani Roma, hemos continuado por una pista muy exigente, repleta de rocas y hemos reventado una rueda. Así es esta carrera, no te da margen para el descanso. Ha sido un día muy duro, hemos tenido que parar en muchas ocasiones para tirar de coches que se habían quedado atrapados en los bancos de arena. Pero hemos disfrutado mucho, éste es el espíritu dakariano que siempre me ha enamorado”, explicaba un Ester que cada día se encuentra más cómodo al volante de su camión.

La quinta etapa del Rally Dakar se celebrará mañana y constará de un recorrido de 353 km cronometrados y 211 de enlace para unir las localidades de Al Ula y Ha’il. Con dos secciones muy diferenciadas, la primera transcurrirá por caminos rocosos, mientras que en la parte final las dunas tomarán el protagonismo de la carrera. “Mañana parece que tendremos una gran dosis de arena, a diferencia de los últimos días. Habrá que seguir peleando y disfrutando para continuar adelante, queda mucho Dakar”, sentenciaba motivado el piloto barcelonés.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad