Francesc Ester rescata a un participante y sacrifica cuatro horas

El piloto catalán ha logrado completar con éxito la dura especial que unía Al Wajh con Neom.
Pese a que su objetivo no es la clasificación general, el barcelonés sigue adelante con su camión Iveco tras finalizar en 39º lugar de la etapa y 36º de la general (provisional).
“Nos hemos tenido que parar a ayudar a uno de los equipos a los que hacemos asistencia. Al final lo hemos remolcado unos 40 km hasta sacarlo de la pista”.

Nueva jornada y nueva aventura para Francesc Ester. Después de disfrutar ayer de un buen debut al volante del Iveco del Team Boucou, el piloto barcelonés ha mantenido el nivel completando satisfactoriamente la segunda etapa del Rally Dakar 2020. La especial, con 367 km contra el crono y 26 de enlace, entre las localidades de Al Wajh y Neom, ha resultado ser un nuevo desafío mecánico para todos los equipos.

Sin grandes problemas, el único hándicap que ha retrasado hoy al equipo formado por Ester, el portugués José Martin y el francés Jean-Francois Cazeres ha surgido al inicio del día. “Después de pasar el WP1 entre los 25 mejores, nos hemos tenido que parar a ayudar a uno de los equipos a los que hacemos asistencia. Hemos perdido casi cuatro horas intentando reparar el vehículo y al final lo hemos remolcado unos 40 km hasta sacarlo de la pista”, explicaba Ester al término de la etapa.

El Dakar es un sinfín de sorpresas y en su labor de ‘ángel de la guarda’ de muchos de los equipos que compiten por ganar el Dakar en la categoría de coches, Ester era uno de los camiones que podría haber ayudado, tras sufrir una avería mecánica, a los españoles Fernando Alonso y Marc Coma (Toyota). “Nos han dicho que Alonso y Coma estaban parados en el kilómetro 160, pero estábamos muy lejos para ayudarles. Afortunadamente se las han arreglado para seguir en carrera, aunque nuestra asistencia y la de todo nuestro equipo siempre está a su disposición”, comentaba Ester.

Con varias horas perdidas respecto a la cabeza de la categoría, el catalán ha vuelto al recorrido con el objetivo de seguir acumulando experiencia al volante de su Iveco. “Todo ha vuelto a ir de fábula. No hemos sufrido ningún tipo de problema y hemos podido solventar todos los retos que la etapa nos iba proponiendo. Ha vuelto a ser un día exigente, creo que el Dakar de este año se parece mucho a lo que veíamos en las ediciones africanas. Me encanta que así sea, correr esta carrera siempre había sido mi sueño y cuanto más dura, mejor”, añadía el piloto del Team Boucou a su llegada al bivoauc de Neom, hoy en 39ª posición de la etapa y 36ª de la general.

Cada vez más cómodo en carrera, Ester ya tiene su mirada puesta en la jornada de mañana, en la que el terreno cambiará ligeramente sobre lo visto en las dos primeras etapas del Dakar 2020. “Creo que mañana ya podremos disfrutar de más kilómetros de dunas. Es lo que más me gusta, poder navegar y surfear sobre la arena con mi camión, estoy deseando afrontar este desafío”, concluía motivado Francesc Ester.

Superados los dos primeros días de competición, los equipos afrontarán mañana una etapa con salida y llegada en la misma ciudad de Neom. El bucle constará de 491 km, de los cuales 414 serán cronometrados, y llevará a los participantes cerca de la frontera con Jordania y al punto más alto de la carrera, donde se alcanzarán los 1.400 metros sobre el nivel del mar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad