Francesc Ester vive una auténtica odisea en la penúltima etapa

El barcelonés se ha sobrepuesto a todo tipo de circunstancias para completar la undécima jornada del Rally Dakar 2020.
El piloto del Team Boucou ya vislumbra la meta final en su primera experiencia al volante de un camión.
“¡Vaya día! Un drama de etapa, pero lo más importante es que estamos en la meta. Todos estos contratiempos hacen que valoremos todavía más seguir adelante y afrontar mañana la última especial”.

Sólo queda un día. Jornada dantesca y típicamente dakariana para Francesc Ester y sus compañeros de equipo. La undécima etapa del Rallye Dakar 2020 ha sido una auténtica odisea para el piloto catalán que, tras varios contratiempos, ha conseguido completar la especial con su camión.

Después de unos días donde la fortuna había estado de su lado, hoy las cosas se han vuelto a torcer para los intereses del Team Boucou. “¡Vaya día! Un drama de etapa, pero lo más importante es que estamos en la meta. Nos ha pasado de todo, pero seguimos. Al inicio hemos tenido que ayudar a un camión volcado, después hemos asistido a muchos coches que se habían quedado tirados y, al final, mientras remolcábamos a uno de ellos, nos hemos empanzado en una duna. Nos ha costado salir de ahí, pero tras mucho esfuerzo lo hemos logrado”, relataba Ester al término del tramo cronometrado.

La segunda parte de la etapa maratón ha sido fiel a la historia de la prueba, siendo un auténtico desafío para todas las tripulaciones. “Jornadas como ésta te demuestran la verdadera identidad de esta carrera, todo es posible en un escenario así. Es increíble, después de diez días de competición y te sigue sorprendiendo, por cosas como ésta el Dakar es único”, comentaba el piloto barcelonés, exhausto del esfuerzo que ha realizado hoy.

Tras la tormenta llega la calma y los integrantes del Iveco nº537 ya ven muy cerca la ansiada línea de meta para finalizar el rally. “Dunas, problemas mecánicos, remolcar a otros vehículos, quedarnos atrapados en la arena e incluso reventar dos neumáticos. Todos estos contratiempos hacen que valoremos todavía más seguir adelante y afrontar mañana la última etapa. Mi primer Dakar como piloto está siendo una experiencia inolvidable, estoy deseando llegar al final para completarlo como es debido”, añadía el piloto del Team Boucou de camino al vivac de Haradh.

Mañana, duodécima y última etapa del Rallye Dakar 2020, que constará de un recorrido, modificado a última hora por petición de las autoridades saudíes, de 167 km cronometrados y 262 de enlace para que los equipos lleguen al podio final de la prueba en la localidad de Qiddiya. Pese a ser la última jornada, los pilotos no podrán relajarse y deberán hacer frente a diferentes desafíos, entre ellos dos pequeñas secciones de dunas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad