Joan Font recupera el aliento en el Dakar tras un difícil comienzo

El piloto de Vic tan sólo tuvo que detenerse una vez para socorrer a su compañero de equipo Michele Cinotto, que rompió la suspensión de su Side-by-Side.
La noche le alcanzó por segundo día consecutivo, en esta ocasión a 50 kilómetros de la meta.
“Ha sido una etapa bonita, más tranquila para nosotros y rápida. Estamos contentos por el ritmo que hemos llevado”.

Joan Font continúa con paso firme y seguro en el Dakar 2020, tras una accidentada primera jornada en la que rompió la barra estabilizadora delantera y dañó la transmisión de su Toyota Land Cruiser 120. El piloto catalán gozó en esta ocasión de una segunda especial ‘limpia’ en la que por fin pudo rodar durante muchos kilómetros a un buen ritmo y sin cometer excesivos errores. 

La segunda etapa del Dakar 2020, entre las poblaciones de Al Wajh y Neom, contaba con 367 kilómetros cronometrados por pistas rápidas, cañones y cauces de ríos secos. La especial estuvo protagonizada por el polvo, que dificultó la visibilidad de pilotos y la orientación de los navegantes. Además Joan Font y Borja Rodríguez fueron de los últimos en tomar la salida, lo que les obligó a compartir gran parte de la jornada entre camiones y Side-by-Side. 

“Ha sido una etapa bonita, más tranquila para nosotros y rápida. Estamos contentos por el ritmo que hemos llevado, apenas nos hemos perdido y esto ha hecho que hayamos podido acabar bien. Sólo los últimos 50 kilómetros los hemos hecho de noche, que en comparación con los 170 de ayer ha sido toda una bendición”, afirmaba el piloto del FN Speed Team a su llegada al bivouac.

A lo largo del día sólo tuvieron que detenerse en una ocasión para socorrer a un compañero de equipo, el italiano Michele Cinotto, que pilota un Side-by-Side. “En el kilómetro 70 aproximadamente nos hemos parado para ayudarle, ya que había roto la suspensión. Hemos perdido cerca de 40 minutos, pero es casi lo de menos porque estamos para esto”.

Joan Font, que tuvo un estreno de lo más complicado en la primera etapa de este Dakar saudí, valora así lo que ha sido hasta el momento su participación: “El cambio de escenario sin duda ha endurecido la carrera si lo comparamos con Perú. Las etapas son más largas y exigentes y se prevé que la segunda semana todavía lo sea más. Nosotros estamos bien, vamos a nuestro ritmo, y nos mantenemos en carrera. Lo más positivo es que poco a poco vamos cogiéndole la mano al Toyota”.

La tercera etapa del Rally Dakar será un bucle de 504 kilómetros, de los cuales 427 serán cronometrados. Una etapa que combinará cañones, montañas y arena, y en la que se alcanzarán los 1.400 metros de altitud. Además, por segundo día consecutivo la organización facilitará el roadbook a los equipos tan sólo 15 minutos antes de tomar la salida, una medida que alaba el copiloto Borja Rodríguez: “Es un sistema que me gusta, porque funciona y porque promueve que haya más igualad entre todos”. 

El aguileño, que debuta en el rally más duro del mundo y también como navegante –acostumbra a ser él el piloto– asegura que su estreno en el Dakar está siendo mejor de lo esperado: “Me siento bien, creo que me ha adaptado muy rápido al asiento de la derecha y la prueba es que apenas nos hemos perdido. Espero que tengamos suerte y podamos seguir así”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad