Magnífica cosecha para RaceSeven en las citas de San Froilán y Cóbreces

Intenso fin de semana para la estructura RaceSeven, que en vísperas del Rallye Princesa de Asturias del CERA, acudía con varios de los equipos habituales de la temporada tanto al Rallye San Froilán como al de Cóbreces. En el primero de ellos, que cumplía su 42ª edición, asistimos a la inapelable victoria para Víctor Senra y David Vázquez. En esta emblemática cita del Campeonato Gallego llevaban una vez más el Škoda Fabia R5 Evo a lo más alto del podio de la mano de RaceSeven.

Tras un apretado final, el piloto de Dumbría se impuso a Alberto Otero (Hyundai i20 R5) y Alberto Meira (Citroën DS3 R5), conquistando así su segundo triunfo del año tras el cosechado en A Coruña. Todo ello en una jornada en la que Senra se instalaba desde el primer tramo al frente de la clasificación, no abandonado su puesto de privilegio hasta la finalización del rallye. Sobre los nueve tramos, con 104 kilómetros cronometrados, la dupla de RaceSeven dejaba de manifiesto una vez más el alto grado de adaptación del que a día de hoy goza con la unidad de la firma checa.

Lástima del pinchazo sufrido por otro de los equipos asistidos por la escuadra cántabra en San Froilán, como lo es el formado por Domingo Molinos y Alejo Souto. Por desgracia, este lance en el segundo tramo con una arqueta daba al traste con la pelea por las plazas destacadas a bordo del Škoda Fabia R5. Pese a ello, no tiraban la toalla y llegaban hasta el final, acumulando aún más experiencia, a la vez que marcaban cronos destacados dentro del top 10, a pesar incluso de sufrir el piloto un fuerte dolor de espalda.

Y cambiando de tercio, el 36º Rallye de Cóbreces cristalizó en una jornada muy productiva como preparación de los próximos compromisos de nuestros equipos, aderezada además con excelentes resultados. Y es que el piloto de Palas de Rey, Luis Vilariño, conseguía el tercer escalón del podio a los mandos del Škoda Fabia R5, demostrando su imparable progresión con este vehículo. Acompañado en esta ocasión por Alaitz Urkiola, concluyó justo por detrás del mundialista Dani Sordo y del local Surhayen Pernía, adaptándose perfectamente al medio ante los muchos rivales con monturas de primer nivel. Cabe destacar que Luis sacaba también importantes conclusiones a nivel de reglajes y con los neumáticos Hankook.

Además, el joven cántabro Domingo Estrada cumplía a la perfección el objetivo marcado en este rallye, que no era otro que aumentar gradualmente el ritmo con el Peugeot 208 Rally4 y ganar así confianza para las próximas citas de la Peugeot Rally Cup Ibérica y la Beka Junior R2. Con el experimentado Borja Odriozola a su derecha, se aupaba a una meritoria séptima plaza de la general, siendo el mejor vehículo de tracción delantera, ganador entre los R2 y de la clase 6.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad